Número 202 - Zaragoza - Octubre 2017
NOTICIAS 



 Guía Bayreuth
 Nuevo
 Biografía
 Bayreuth
 Encuestas
 Libros
 Postoperatorios
 Trauermusik
 Premios
 Discografía
 Óperas y Dramas
 Efemérides
 In fernem Land...
 Intérpretes
 Leitmotivaciones
 Discos
 Entrevistas
 Wagnermaps
 WagnerStrasse
 La Risa de Kundry
 Incuestionables
 Menciones
 Acerca de...

 

HA MUERTO HANS HOTTER

El mundo wagneriano está de luto con el fallecimiento el pasado 6 de diciembre del enorme bajo barítono Hans Hotter. Enorme tanto por su estatura, casi dos metros, como por su inigualable voz, que dejó a lo largo de su extensa carrera papeles inolvidables, entre los que hay que destacar su Wotan de El Anillo del Nibelungo.

Hans Hotter nació el 19 de enero de 1909 en la ciudad alemana de Offenbach am Main, comenzando su carrera con 21 años en Troppau. En su primera temporada, en la que cantó en 200 representaciones distintas, ya debutó en el papel de Wotan. Tras cantar en Praga o Hamburgo, hizo su debut en la Ópera de Baviera, en Munich, en 1937, donde cantó en el estreno absoluto de varias de las óperas de Richard Strauss.

En 1947 debuta en el Covent Garden londinense y, tres años después en el Metropolitan de Nueva York. En 1952 hace su primera aparición en el Festival de Bayreuth, en la que cantaría 15 temporadas, hasta 1966. En el templo wagneriano cantó prácticamente todos los papeles para su voz: los tres Wotan, Gurnemanz, Amfortas, Marke, Kurwenal, Pogner, Holländer, Titurel, Gunther y Hans Sachs.

A parte de Wagner, el repertorio de Hotter fue tan extenso como su voz. Éste incluye papeles de óperas alemanas, francesas, italianas o rusas. Además, no sólo destacó en la escena, ya que tuvo acertadas interpretaciones en el mundo del Lied. Hotter afirmaba que mientras en la ópera se podía actuar, en los conciertos el intérprete solo podía contar con su voz y con su imaginación para transmitir los sentimientos de las obras. El bajo fue un especialista en Schubert, del que grabó varias versiones memorables del Winterreise.

El pasado verano, en Bayreuth, Hotter fue acreedor del premio Wilhelm Pitz, otorgado por la Asociación de Amigos de la Ópera Alemana a aquellas personas que hayan contribuido a la difusión de la música teatral de aquel país.

La muerte de Hotter deja un vacío en el mundo wagneriano que será imposible de llenar.

Enero 2004