Número 195 - Zaragoza - Marzo 2017
NOTICIAS 



 Guía Bayreuth
 Nuevo
 Biografía
 Bayreuth
 Encuestas
 Libros
 Postoperatorios
 Trauermusik
 Premios
 Discografía
 Óperas y Dramas
 Efemérides
 In fernem Land...
 Intérpretes
 Leitmotivaciones
 Discos
 Entrevistas
 Wagnermaps
 WagnerStrasse
 La Risa de Kundry
 Incuestionables
 Menciones
 Acerca de...

 

El Liceu celebra el centenario del estreno de Parsifal

El 31 de diciembre de 1913, a las 22:30, comenzaba a sonar en el Gran Teatro del Liceu de Barcelona los primeros acordes del preludio de Parsifal, el último de los dramas compuestos por Richard Wagner, estrenado en 1882. Fue el propio compositor quien vetó la representación de su festival escénico sacro fuera de Bayreuth hasta 30 años después de su muerte, acaecida en 1883. De esta manera, ningún teatro podía representar la obra hasta el 1 de enero de 1914.

El Liceu, aprovechando que en Barcelona había una hora de diferencia con Alemania, se adelantó al estreno al resto de teatros de Europa, que habían programado la obra también para el día de año nuevo. La ciudad condal, que ya por entonces era una de las capitales wagnerianas más importantes, se convertía en el primer lugar tras Bayreuth en representar, de forma oficial, la obra. No obstante, en contra de lo dispuesto legalmente por Wagner, Nueva York ya la había representado en 1903.

Ahora, la Fura del Baus, de la mano de Carlus Padrissa, ha organizado un evento para el 9 de enero, en el foyer del Liceu, para recordar aquel acontecimiento. En la obra, titulada “Parsifal 13/14: un viaje en el tiempo y en el espacio” se darán cita el barítono Christopher Robertson y la pianista Veronique Werklé, en directo, junto a imágenes proyectadas del bajo finlandés Matti Salminen y del tenor catalán Francesc Viñas, quien diera vida a Parsifal en la premier de la obra aquel 31 de diciembre de 1913.

El más de un centenar de producciones de la obra representadas en el Liceu también estarán en la propuesta de Padrissa. El director ha ubicado en escena un gran horno en la que el panadero Xevi Ramon hará pan en directo, que se repartirá entre los asistentes, junto a un vaso de vino. Ambos alimentos están simbólicamente vinculados a la última de las óperas de Wagner.

enero 2014