Número 204 - Zaragoza - Diciembre 2017
NOTICIAS 



 Guía Bayreuth
 Nuevo
 Biografía
 Bayreuth
 Encuestas
 Libros
 Postoperatorios
 Trauermusik
 Premios
 Discografía
 Óperas y Dramas
 Efemérides
 In fernem Land...
 Intérpretes
 Leitmotivaciones
 Discos
 Entrevistas
 Wagnermaps
 WagnerStrasse
 La Risa de Kundry
 Incuestionables
 Menciones
 Acerca de...

 

Fallece el barítono Dietrich Fischer-Dieskau

El pasado 18 de mayo falleció en la ciudad bávara de Starnberg el barítono berlinés Dietrich Fischer-Dieskau, considerado uno de los cantantes más prestigiosos de lied del pasado siglo, así como una importante figura del mundo de la ópera, incluyendo numerosos papeles wagnerianos.

Dieskau cantó más de 3.000 canciones a lo largo de toda su carrera, incluyendo autores como Brahms, Schumann o, sobre todo, Schubert. De este último llegó a grabar la práctica totalidad de su corpus liederístico, buena parte junto al pianista Gerald Moore, incluyendo nueve registros de “El viaje de invierno”. El idioma tampoco era para Dieskau un problema, ya que cantó obras escritas en alemán, francés, inglés, ruso, hebreo o húngaro.

Los inicios de Dieskau no fueron fáciles, ya que con apenas veinte años fue hecho prisionero en Italia durante la II Guerra Mundial cuando combatía para su país. Allí estuvo dos años en un campo de prisioneros de guerra, donde deleitaba con su voz tanto a sus compatriotas como a sus captores, quienes, según se cuenta, retrasaron su liberación para poder seguir disfrutando de su arte.

Su debut en el mundo de la ópera tuvo lugar en 1948, en el Don Carlo de Verdi, en la Deutsche Oper de Berlín. Poco después, en 1954, hizo su primera aparición en el Festival de Bayreuth como Wolfram von Eschenbach en Tannhäuser, papel que repetiría en 1955 y 1961 asombrando con su romanza de la estrella del último acto de la ópera. La Colina Verde también vio a Dieskau como Amfortas (Parsifal), Fritz Kothner (Meistersinger) y Der Heerrufer (Lohengrin). De aquella época data su participación en una de las cimas discográficas wagnerianas de todos los tiempos, el Tristan und Isolde de Furtwängler de 1952, grabado en Londres junto a Suthaus y Flagstad, y en el que el barítono interpretó a Kurwenal.

Ya fuera de Bayreuth, se acercó a la tetralogía wagneriana en dos papeles diferentes. El Gunther de El Ocaso de los dioses y, sobre todo, el Wotan en Das Rheingold, de la mano de Herbert von Karajan, en el Festival de Pascua de Salzburgo, a final de los años sesenta.

Desde 1977 y hasta el final de sus días, el apuesto Dieskau (medía casi dos metros) estuvo acompañado por la cuarta de sus esposas, la soprano de origen húngaro Júlia Várady, con la que compartió escenario en numerosas ocasiones.

junio 2012