Número 202 - Zaragoza - Octubre 2017
NOTICIAS 



 Guía Bayreuth
 Nuevo
 Biografía
 Bayreuth
 Encuestas
 Libros
 Postoperatorios
 Trauermusik
 Premios
 Discografía
 Óperas y Dramas
 Efemérides
 In fernem Land...
 Intérpretes
 Leitmotivaciones
 Discos
 Entrevistas
 Wagnermaps
 WagnerStrasse
 La Risa de Kundry
 Incuestionables
 Menciones
 Acerca de...

 

El Tristán inspira a la danza (II)

A lo largo del año se siguen sucediendo los espectáculos que, dentro del ámbito de la danza, utilizan la partitura de Tristán e Isolda para crear sus coreografías. Una buena muestra de ellos ha tenido lugar en distintos escenarios del mundo en las últimas semanas.

En el Gran Teatro de Ginebra se ha representado durante todo el mes de mayo el espectáculo “Salue pour moi le monde”, en la que la coreógrafa Joëlle Bouvier ha utilizado la música de Wagner en un encargo del teatro suizo, para el que se había planteado también la utilización de Tosca o Norma. Durante la hora y media de espectáculo se baila al son de la versión que en 1982 dirigiera Carlos Kleiber con Margaret Price y René Kollo, además de con uno de los Wesendonck-Lieder. Bouvier, que para este espectáculo ha contado con la asistencia en la dirección de los españoles Rafael Pardillo y Emilio Urbina, ya había coreografiado con anterioridad otra obra de amor universal: Romeo y Julieta, con el ballet de Prokofiev. “Salue pour moi le monde” puede verse completo de manera oficial en la cadena Arte (http://goo.gl/kop9YT).

Apenas a 300 kilómetros al este del Gran Teatro de Ginebra, se encuentra el Teatro PimOff de Milán. Allí, el pasado 24 de mayo se representó la obra Tristissimo, con música de Tristan e Isolda a cargo de la compañía de danza "C & C", de los bailarines Carlo Massari y Chiara Taviani. La producción estará de gira en los próximos meses en Holen (Noruega), Bolonia, Birmingham, Edimburgo, Ravenna y Roma.

Por último, y acompañados por Salvador Dalí, Tristán e Isolda viajaron desde Suiza a Guadalajara (México) a finales de mayo con el espectáculo “La verità” de la compañía helvética de Finzi Pasca. En ella, se mezcla la danza y la acrobacia para recrear la vida del pintor ampurdanés con un enorme telón de fondo que Dalí pintó en los años cuarenta para una representación de Tristán e Isolda.

junio 2015