Número 194 - Zaragoza - Febrero 2017
NOTICIAS 



 Guía Bayreuth
 Nuevo
 Biografía
 Bayreuth
 Encuestas
 Libros
 Postoperatorios
 Trauermusik
 Premios
 Discografía
 Óperas y Dramas
 Efemérides
 In fernem Land...
 Intérpretes
 Leitmotivaciones
 Discos
 Entrevistas
 Wagnermaps
 WagnerStrasse
 La Risa de Kundry
 Incuestionables
 Menciones
 Acerca de...

 

ÁNGEL-FERNANDO MAYO ANTOÑANZAS (1939-2003): PASIÓN Y CONOCIMIENTO

El pasado 14 de Junio fallecía en Madrid Ángel-Fernando Mayo Antoñanzas, ensayista, comentarista, divulgador y crítico musical, máxima autoridad en lengua española en todo lo relacionado con la figura de Richard Wagner. No es exagerado afirmar que el nombre de Ángel Mayo era en nuestro país sinónimo de Wagner. Nacido en Madrid en 1939, se licenció en Derecho por la Universidad Complutense en 1961. En 1965 ingresó en el Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado. A lo largo de su carrera profesional ocupó distintos puestos de responsabilidad en los Ministerios de Trabajo, Sanidad y Administraciones Públicas.

La fascinación por Wagner le llevó a trabajar como tramoyista en Bayreuth en 1962, adonde regresó como espectador de 1964 a 1976 ininterrumpidamente, en 1980, 1983, 1985, 1988, 1995, 2000 y 2001. En su primera visita a la colina verde vio dirigir Parsifal a Hans Knappertsbusch, director al que defendió con ardor, dándolo prácticamente a conocer en España al gran público. En 2001 le dedicó en Radio Clásica de Radio Nacional un programa, Kna en el siglo XXI, de 52 horas de duración. De 1976 a 1981, antes de su incorporación a la revista Scherzo, fue subdirector y editorialista de Ritmo. Desde su aparición en 1992 fue un asiduo colaborador del boletín mensual de información discográfica de la empresa distribuidora Diverdi, la popular Hoja parroquial, como él mismo bautizó. Libre de ataduras editoriales, en sus 238 artículos para la popular Hoja parroquial dio rienda suelta a su particularísimo estilo como crítico discográfico.

Ángel-Fernando Mayo se convirtió en un divulgador fundamental de la cultura romántica alemana a través no sólo de los cientos de artículos publicados, sino también en sus notas en programas de mano (Orquesta de RTVE, Orquesta Sinfónica de Galicia, Orquesta de Valencia, Ibermúsica, Festival de Canarias…), siempre extensas y nunca repetitivas y como activo conferenciante (hasta 28 para la Asociación de Amigos de la Ópera de Madrid).

Como traductor del alemán y el francés realizó una ingente labor, caracterizada por el rigor, la fidelidad y la autenticidad. Tradujo Mi vida (Turner), Ópera y drama (Junta de Andalucía) y varios escritos de Richard Wagner, reunidos en un volumen titulado Un músico alemán en París (Muchnik), así como la biografía de Wagner escrita por Martin Gregor-Dellin (Alianza). En sus traducciones de textos musicalizados se esforzó en recrear en nuestra lengua, de la que era gran conocedor, "no sólo el texto y el contexto, sino también el aroma y la emoción originales", según Xoán M. Carreira. Esto no siempre fue bien comprendido. Trasladó al castellano de manera incomparable libretos de óperas, operetas y dramas musicales de Richard Wagner, Richard Strauss, Johann Strauss, Hans Pfitzner, Ludwig van Beethoven, Ernst Krenek, Carl Maria von Weber, Heinrich Marschner, Wilhelm Kienzl, etc, canciones de Hector Berlioz, Johannes Brahms, Franz Schubert, Ludwig van Beethoven, Robert Schumann, Richard Strauss, Hans Pfitzner, etc., así como libros de y sobre y epistolarios de Arnold Schoenberg, Hugo von Hoffmanstahl, Kurt Pahlen, Hanns Eisler, Karl Böhm, Wilhelm Furtwängler, Wieland Wagner…

Como autor deja una referencia ineludible: la guía Wagner. Discografía recomendada. Obra completa comentada (Scherzo-Península, 2 ediciones, 1998 y 2001, la segunda revisada y considerablemente aumentada) y un delicioso librito de cien páginas, El toreo puro, del torero gaditano Rafael Ortega (2ª edición, de 2003, en Ediciones del umbral). Aunque el libro se anuncia prologado por Ángel Mayo, autor también de un extenso artículo introductorio, no cabe duda de que fue el propio Mayo quien redacto las reflexiones en voz alta del maestro Ortega..

Con la misma intensidad que desplegó en el trabajo vivió su vida. De carácter vehemente y gran conversador, su interés se extendía, más allá de la música, a la buena mesa, la literatura, los toros, la zarzuela o el cine, temas sobre los que hablaba con la misma pasión y conocimiento que de Wagner o Kna.

Ángel-Fernando Mayo Antoñanzas, "la voz castellana de Richard Wagner", como acertadamente le ha denominado su amigo Fernando Peregrín, deja esposa, Pilar Alesón y seis hijos. También un vacío insustituible en el mundo musical español.


Kna en el siglo XXI: de su última serie radiofónica, un programa de 52 horas de duración sobre el director de orquesta Hans Knappertsbusch, con guión y selección musical de Ángel-Fernando Mayo, hemos seleccionado tres fragmentos con su voz. El programa fue emitido en 2001 por Radio Clásica de Radio Ncional de España. Mayo sólo salió en antena para hacer la presentación general del programa y despedirlo con una disertación sobre la Gran Tradición de la dirección de orquesta alemana.

Presentación (mp3 - 517 kb)
La Gran Tradición (mp3 - 654 kb)
Agradecimientos (mp3 - 761 kb)

Miguel A. González Barrio

Julio 2003