Número 202 - Zaragoza - Octubre 2017
NOTICIAS 



 Guía Bayreuth
 Nuevo
 Biografía
 Bayreuth
 Encuestas
 Libros
 Postoperatorios
 Trauermusik
 Premios
 Discografía
 Óperas y Dramas
 Efemérides
 In fernem Land...
 Intérpretes
 Leitmotivaciones
 Discos
 Entrevistas
 Wagnermaps
 WagnerStrasse
 La Risa de Kundry
 Incuestionables
 Menciones
 Acerca de...

 

Representan El Holandés Errante en una mina abandonada

La ciudad de Bottrop se encuentra en la región del Ruhr, una de las zonas industriales más importantes de Alemania. Durante décadas, su economía estuvo fundamentada en la extracción de carbón, pero poco a poco todas las minas han ido despareciendo y en 2018 está previsto que cierra la última de ellas.

Para buscar alternativas económicas, a finales del siglo XX se construyó un anfiteatro al aire libre en lo alto de una colina artificial, la Halde Haniel, formada por los residuos de las extracciones mineras. El anfiteatro tiene una capacidad de 800 personas, y para acceder a él es necesario hacerlo con un autobús especial, ya que por motivos de seguridad el acceso está restringido a vehículos privados.

El pasado junio tuvo lugar en este anfiteatro varias representaciones de El Holandés Errante, en una producción que, a lo peculiar del recinto se le añadió decenas de contenedores marítimos, que formaron parte de la escena. El coste de la producción ascendió a medio millón de euros, financiada por patrocinio privado y gracias a las 6.000 entradas vendidas entre las siete funciones que tuvieron lugar.

La producción, a cargo de Thomas Grandoch y en la que participaron más de 300 artistas entre actores y cantantes, estaba encabezada por Bastiaan Everink (Holandés) y Elisabeth Anna Otzisk (Senta).

Wagner tuvo la inspiración para componer El Holandés después de un tortuoso viaje en barco desde Riga hasta Londres. El destino ha querido que ese espíritu creador influyera en la producción, ya que días antes del estreno, las fuertes tormentas que cayeron sobre el anfiteatro al aire libre casi obligaron a suspender las representaciones. Por suerte, las lluvias pararon y finalmente El Holandés pudo llegar a buen puerto.

Desde 2002, franqueando el anfiteatro en lo alto de la colina, se encuentra una instalación del escultor vasco Agustín Ibarrola, llamada “Peine del viento”, realizada con las traviesas de las antiguas vías de tren que marcaban el paisaje de esta comarca minera.

En la página oficial de la mina ( http://www.halden.ruhr/halde-haniel.html) y del perfil de Facebook (https://www.facebook.com/hollaender2016), pueden verse imágenes del anfiteatro y de la producción.

julio 2016