Número 196 - Zaragoza - Abril 2017
NOTICIAS 



 Guía Bayreuth
 Nuevo
 Biografía
 Bayreuth
 Encuestas
 Libros
 Postoperatorios
 Trauermusik
 Premios
 Discografía
 Óperas y Dramas
 Efemérides
 In fernem Land...
 Intérpretes
 Leitmotivaciones
 Discos
 Entrevistas
 Wagnermaps
 WagnerStrasse
 La Risa de Kundry
 Incuestionables
 Menciones
 Acerca de...

 

UNA ORQUESTA RUMANA RENUNCIA A WAGNER

La orquesta Filarmónica Banatul, sita en la ciudad rumana de Timisoara, no podrá interpretar la música de Richard Wagner durante los próximos 49 años por un cláusula en su contracto impuesta por la comunidad judía de la ciudad rumana para poder utilizar como sala de conciertos la Sinagoga de la Fortaleza de Timisoara.

El acuerdo entre la directora de la orquesta, Alexandra Razvan Mihalcea, y la Federación de las Comunidades Hebreas permite así a la formación musical tener una sala de conciertos propia, después de no tener ninguna durante los últimos 14 años. Como mediador entre ambas partes ha intercedido Ioan Holender, actual director de la Ópera de Viena, y oriundo de la ciudad rumana de Timisoara, al oeste del país.

La imposición de las autoridades religiosas se fundamenta en los escritos antisemitas del compositor alemán, así como el uso de su música por el régimen nazi en la Alemania hitleriana.

Filarmónica Banatul fue fundada en 1947, aunque sus orígenes se remontan a 1871, cuando fue creada la Sociedad Filarmónica de Timisoara, que contó con las interpretaciones de personajes tan ilustres como Johannes Brahms, Joseph Joachim, Pablo de Sarasate, Bela Bartok, Pablo Casals, Arthur Rubinstein o el rumano George Enescu.

Agosto 2004