Número 195 - Zaragoza - Marzo 2017
NOTICIAS 



 Guía Bayreuth
 Nuevo
 Biografía
 Bayreuth
 Encuestas
 Libros
 Postoperatorios
 Trauermusik
 Premios
 Discografía
 Óperas y Dramas
 Efemérides
 In fernem Land...
 Intérpretes
 Leitmotivaciones
 Discos
 Entrevistas
 Wagnermaps
 WagnerStrasse
 La Risa de Kundry
 Incuestionables
 Menciones
 Acerca de...

 

Continúa el Festival de Bayreuth 2014

Durante el mes de agosto se representan en el Festival de Bayreuth siete dramas dentro del evento musical dedicado a Richard Wagner. Además, de los seis títulos que ya se han podido ver en los últimos días de julio, subirá a escena por primera vez en esta edición “El ocaso de los dioses”, el 1 de agosto, para cerrar así el ciclo completo de El Anillo del Nibelungo.

La premier del Festival tuvo lugar el pasado 25 de julio, con Tannhäuser, en la producción de Sebastian Baumgarten, estrenada en 2011. El motivo de inaugurar el certamen con una reposición se debe a que en la presente edición no hay nuevas producciones, algo poco habitual en Bayreuth, debido a restricciones presupuestarias.

El estreno de Tannhäuser estuvo marcado por un incidente en la maquinaria escenográfica, lo que obligó a suspender la representación durante una hora. Se trata de un hecho insólito en Bayreuth, mucho más el día de su estreno, cuando las miradas de todos los aficionados musicales y de la prensa de todo el mundo fijan su atención en esta pequeña ciudad bávara. Si el problema, relacionado con la escena del Venusberg, se hubiera producido en días posteriores, casi con toda seguridad hubiera pasado desapercibido.

Este pequeño tropiezo escénico no fue presenciado en directo por la canciller alemana Angela Merkel, reconocida wagneriana, que por primera vez en una década no asistió al inicio del Festival, por problemas de agenda. Días después, ya se dejó ver por el Festspielhaus con la presencia de su marido, para asistir a Siegfried, ópera que no pudo ver en su estreno el pasado año, de nuevo por compromisos en su agenda.

Precisamente la producción de El Anillo estrenada para el bicentenario de Richard Wagner fue la causa de una polémica entre Frank Castorf, autor de la dirección escénica, y las hermanastras Wagner, semanas previas a su reposición. Castorf se quejaba amargamente de cómo las directoras habían hecho cambios en la producción en contra de su voluntad, incluyendo el cambio del rol de Alberich, en el que Oleg Bryjak sustituyó a Martin Winkler, seleccionado en 2013 para el papel expresamente por Castorf. El director afirmó en la prensa alemana sentirse como un “idiota”, lamentándose del “aburrimiento” en el que ha caído Bayreuth, donde solo impera la “obediencia y el miedo”.

Todas estas polémicas parece que están haciendo mella en al prestigio del Festival, hasta el punto en que pocas semanas antes del comienzo del Festival podían comprarse entradas por internet, o incluso en la taquilla por devoluciones de última hora. De esta manera se resta ese halo de exclusividad a Bayreuth, que había conseguido que durante décadas fuera irremediable leer en una misma frase “Festival de Bayreuth” y “lista de espera”. La solución a este problema la anticipó, quizá a medio camino entre la broma y la autocrítica, Peter Emmerich, portavoz del Festival: “ningún wagneriano que se precie quiere perderse la oportunidad de abuchear una producción en Bayreuth”.

agosto 2014