Número 200 - Zaragoza - Agosto 2017
NOTICIAS 



 Guía Bayreuth
 Nuevo
 Biografía
 Bayreuth
 Encuestas
 Libros
 Postoperatorios
 Trauermusik
 Premios
 Discografía
 Óperas y Dramas
 Efemérides
 In fernem Land...
 Intérpretes
 Leitmotivaciones
 Discos
 Entrevistas
 Wagnermaps
 WagnerStrasse
 La Risa de Kundry
 Incuestionables
 Menciones
 Acerca de...

 

Continúa el Festival de Bayreuth

Durante todo el mes de agosto continúa el Festival de Bayreuth, con 24 representaciones de El Anillo, Tristan und Isolde, Lohengrin y Der fliegende Holländer. El 1 de agosto sube a escena Götterdämmerung, tercera jornada de El Anillo de Nibelungo, y último de los dramas que aún no habían sido representados en la presente edición.

Uno de los principales interrogantes de este año se resolvió el pasado 25 de julio, cuando la nueva producción de Katharina Wagner de Tristan und Isolde, en el 150 aniversario de su estreno fue recibida positivamente por el público del Festspielhaus. La prensa especializada destaca su carácter sombrío e inmovilista, como exige la trama, con el uso de varias estructuras metálicas durante toda la obra, como escaleras, jaulas o plataformas, en la que los personajes parecen quedar atrapados.

En la dirección musical de este nuevo Tristan se encuentra Christian Thielemann, que afrontaba la obra por primera vez en la Colina Verde. Además, lo hacía en su nuevo cargo de Director Musical del Festival, asumiendo más responsabilidades en el plano artístico que las que hasta ahora desarrollaba como Asesor Musical. El director berlinés, de 56 años, compensa así su malestar por no haber sido elegido director de la Filarmónica de Berlín, puesto que finalmente recayó en Kiril Petrenko, presente en Bayreuth como conductor de El Anillo.

Precisamente, a falta de polémica escénica, este año el conflicto se desplazó al atril, con el enfrentamiento entre Thielemann y Petrenko, al sustituir el primero a Anja Kampe, novia del segundo, como Isolde. Evelyn Herlitzius fue finalmente la elegida, aunque a punto estuvo de no hacerlo ya que en el ensayo general tuvo que ser sustituida por la soprano americana Linda Watson.

La anécdota del estreno tuvo en Angela Merkel a su accidentada protagonista. La canciller alemana, que acude regularmente al Festival desde hace años, sufrió una caída en el primer entreacto del estreno de Tristan al romperse la silla en la que estaba sentada. Afortunadamente el suceso no tuvo mayores consecuencias y la lideresa alemana pudo asistir a la representación completa de la obra, expresando su agrado a la conclusión.

agosto 2015