Número 196 - Zaragoza - Abril 2017
NOTICIAS 



 Guía Bayreuth
 Nuevo
 Biografía
 Bayreuth
 Encuestas
 Libros
 Postoperatorios
 Trauermusik
 Premios
 Discografía
 Óperas y Dramas
 Efemérides
 In fernem Land...
 Intérpretes
 Leitmotivaciones
 Discos
 Entrevistas
 Wagnermaps
 WagnerStrasse
 La Risa de Kundry
 Incuestionables
 Menciones
 Acerca de...

 

“Sonidos dorados de la tierra mítica”

En 1878, Richard Wagner pidió al fabricante Eduard Steingraeber la creación de un instrumento parecido a un piano, pero con solo cuatro notas (do, sol, la y mi) y que pudiera golpearse con un martillo de grandes dimensiones. Lo que Wagner quería conseguir era un repique especial de campanas para Parsifal, obra a la que el compositor estaba dando sus últimos retoques. El 22 de julio de 1882, el estreno de Parsifal en Bayreuth también supondría el estreno de este piano campana.

Este instrumento es una de las piezas más destacadas de la exposición “Sonidos dorados de la tierra mítica” que la galería Steingraeber de Bayreuth organiza estos meses, hasta el próximo 5 de enero. Además del estreno de Parsifal, el instrumento puede escucharse en la grabación de Solti de 1971 o ya en DVD en 1981, en la primera producción de la obra a cargo de Wolfgang Wagner. La exposición se completa con otros pianos campana realizados con posterioridad por la misma casa, y también utilizados en Bayreuth, así como varias cartas de Cosima y Richard dirigidas a Steingraeber

La casa Steingraeber fue fundada sobre 1820, creando una fábrica en Bayreuth en 1852. Eso contribuyó en gran medida a la relación con la familia Wagner y el Festival, a los que dotaron de varias unidades pianos. En toda su historia, de la casa Steingraeber han salido cerca de 40.000 pianos que están en las más importantes salas de concierto de todo el mundo.

octubre 2014