Número 196 - Zaragoza - Abril 2017
NOTICIAS 



 Guía Bayreuth
 Nuevo
 Biografía
 Bayreuth
 Encuestas
 Libros
 Postoperatorios
 Trauermusik
 Premios
 Discografía
 Óperas y Dramas
 Efemérides
 In fernem Land...
 Intérpretes
 Leitmotivaciones
 Discos
 Entrevistas
 Wagnermaps
 WagnerStrasse
 La Risa de Kundry
 Incuestionables
 Menciones
 Acerca de...

 

MUERE EL COREÓGRAFO MAURICE BÉJART

El coreógrafo francés Maurice Béjart falleció el pasado 22 de noviembre en un hospital de Lausana, Suiza, a la edad de 80 años. Con su marcha se va uno de los maestros del ballet, y que reinó en su especialidad durante la segunda mitad del siglo XX.

Sus creaciones, cerca de 140 coreografías que hicieron accesible el ballet a todo el mundo, están ligadas a nombres como Nureyev, Plisétskaya o Ullate, y a músicos como Chopin, Chaikovski, Beethoven y Wagner.

En 1961, Wieland Wagner le llamó personalmente para realizar la coreografía de la bacanal del primer acto de Tannhäuser en el Festival de Bayreuth, en la producción diseñada por el nieto de Wagner y que dirigiría el muniqués Wolfgang Sawallisch.

Béjart utilizó en numerosas ocasiones la música de Wagner para sus coreografías, como por ejemplo el ballet “Wagner ou l'amour fou” (1965), en la que utiliza exclusivamente música del alemán, “Les Vainqueurs” (1969), con música de Wagner e indo-tibetana, Les Chaises (1981) o “Messe pour le temps futur” (1983), entre muchas otras.

En 1990, estrenó en la Deutsche Oper Berlin su obra wagneriana más importante “Ring um den Ring”, para su Béjart Ballet de Lausana. Se trata de un ballet inspirado en la tetralogía de Richard Wagner, y que se ilustra en su mayor parte por transcripciones para piano a cargo de Elizabeth Cooper de los cuatro dramas compuestos por el músico alemán.

Béjart dijo que si hubiera sido escritor, hubiera escrito una biografía más sobre Wagner, pero como su lenguaje era la danza, realizó varios ballets con su música. Tal era la pasión por el compositor que afirmó a uno de sus más allegados colaboradores y amigos, Francois Weyergans, que si le quedaran sólo cinco horas de vida las dedicaría a escuchar Tristan e Isolda.

Diciembre 2007