Número 196 - Zaragoza - Abril 2017
NOTICIAS 



 Guía Bayreuth
 Nuevo
 Biografía
 Bayreuth
 Encuestas
 Libros
 Postoperatorios
 Trauermusik
 Premios
 Discografía
 Óperas y Dramas
 Efemérides
 In fernem Land...
 Intérpretes
 Leitmotivaciones
 Discos
 Entrevistas
 Wagnermaps
 WagnerStrasse
 La Risa de Kundry
 Incuestionables
 Menciones
 Acerca de...

 

HA MUERTO “LA INALCANZABLE” ASTRID VARNAY

El mundo wagneriano vuelve a estar de luto con el fallecimiento el pasado 4 de septiembre de la gran soprano sueca Astrid Varnay, que murió en Munich, su ciudad de “adopción”, a los 88 años de edad. La carrera de la “inalcanzable”, como así la denominó el director Hans Knappertsbusch, duró cerca de cinco décadas en las que destacó en papeles de soprano y, avanzada su carrera, de mezzo. Fue en los roles wagnerianos donde Varnay dejó huella en la Historia del canto del pasado siglo, dejando interpretaciones míticas como Brünnhilde, Ortrud o Isolde.

Astrid Varnay debutó en 1941 en el Metropolitan de Nueva York como Sieglinde, sustituyendo a Lotte Lehmann, a la edad de 23 años. Una precocidad que le llevó a aprenderse todos los papeles de soprano wagneriano en menos de dos años, y que interpretaría por los teatros más importantes de Estados Unidos y Europa: MET, Scala, Covent Garden, Staatsoper de Viena, Bayerische Staatsoper de Munich…

En 1951 debutó en el Festival de Bayreuth de la mano de Wieland y Wolfgang Wagner, siendo uno de los referentes indiscutibles del Nuevo Bayreuth posterior a la segunda guerra mundial. En Bayreuth cantó 17 temporadas consecutivas (hasta 1968) los papeles wagnerianos más importantes para su voz: Brünnhilde, Ortrud, Senta, Kundry, la Tercera Norna, Sieglinde e Isolde. A partir de los años 70 Varnay cambió de registró para interpretar papeles de mezzosoprano, como Herodias de “Salome”, Klytämnestra en “Elektra”, el Ama en “La mujer sin sombra”, Mamma Lucia en “Cavalleria Rusticana”…

Astrid compaginó su carrera como cantante para dedicarse en sus últimos años a la enseñanza. Entre sus descubrimientos se encuentra la soprano lituana Violeta Urmana, una de la mejores cantantes wagnerianas de la actualidad. Varnay subió a un escenario por última vez en 1996, en la ópera de Boris Godunov de Modest Mussorgsky, interpretando el papel de Ama del Zar. Tenía 78 años.

Con el fallecimiento de Astrid Varnay los aficionados wagnerianos han perdido a la última de las tres grandes sopranos wagnerianas de la segunda mitad del siglo XX, junto a Birgit Nilsson, fallecida el pasado diciembre, y Martha Mödl, en 2001.

Wagnermania publicó en 2001 dos interesantes artículos (enero 2001, febrero 2001) sobre Astrid Varnay, firmados por José Alberto Pérez, que merecen ser releídos como pequeño homenaje a la inalcanzable que se nos ha marchado.

Octubre 2006